37 días del Omer: Sexta semana, Segundo día

GUEVURÁ DE YESOD

La Fortaleza en la Unión

Una unión real se debe realizar sobre la base de un gran respeto hacia quien nos vinculamos. Debe existir un espacio individual para el otro. El otro, aunque se una a nosotros, sigue siendo otro y debe ejercer su libre albedrío. La fuerza real de la unión depende de la independencia de sus miembros.

No debo controlar al otro ni que el otro me controle a mí. No puedo unirme a una persona si pretendo controlarla y dominarla, esto no significa unión. Tampoco mi unión puede provenir de la desesperación personal. No debo vincularme y unirme con personas que se encuentran en el lado del mal, porque me harán daño. La fortaleza para unirme es mi propio libre albedrío, el desarrollo libre de mi personalidad. Me uno mientras más respeto tengo por los otros y mientras los otros tengan más respeto por mí. Mis relaciones, para una verdadera unión, necesitan de la restricción de Guevurá. Si existe un verdadero respeto entre las partes, lograremos una verdadera unión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s