29 días del Omer: Quinta semana, Primer día

JÉSED DE HOD

Amor en la Humildad

En Hod reconocemos nuestros límites y lo pequeños que somos. La humildad no es debilidad, el humilde no es débil. Se puede ser humilde y fuerte. Sin embargo, cuando la debilidad se muestra como humildad, es una falsa humildad. Existen muchos falsos humildes que, en realidad, son débiles. La fuerza de la humildad se encuentra en el silencio, en el poder del silencio. No debemos publicitar siempre nuestros logros o éxitos, no necesitamos propagar la información a todo el mundo; ya sabemos quiénes somos y cuáles son nuestras fuerzas. En la mística judía, las fuerzas más fuertes son las silenciosas. El silencio es producto de la humildad. Mi grandeza se basa en la humildad en la medida que no publicito las victorias ilusorias de la vida diaria.

No podemos sostener una baja autoestima como forma de humildad. El humilde no tiene baja autoestima, pero tampoco se autoidolatra. El humilde encuentra el equilibrio a través de una humildad cariñosa. El amor en la humildad me otorga la conciencia de que no puedo ser humilde si no amo a los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s