14 días del Omer: Segunda semana, Séptimo día

MALJUT DE GUEVURÁ

El Respeto que produce la Restricción

Tenemos disciplina y una mejor organización para alcanzar la construcción de nuestra personalidad. Cuando nos restringimos, no nos debemos desvalorizar, debemos crear una fuerte conciencia personal. Nuestra personalidad se construye en el respeto hacia los demás y hacia nuestra propia persona. Respetamos al otro cuando lo estimulamos, y lo estimulamos cuando lo valoramos. La restricción no debe ser represiva. Restricción no es represión; al contrario, la organización nos ayuda a obtener mayores resultados en el ejercicio de nuestro libre albedrío. ¿La disciplina nos conduce, realmente, a cumplir nuestros objetivos?

Estructuro mejor mi personalidad cuando me centro en mis objetivos, gracias a la disciplina, pero no me reprimo para lograr mis objetivos. Los objetivos no deben manipular mi personalidad, sino que deben estructurarla positivamente. Cuando la organización de mi vida me hace feliz, entonces, no estoy reprimiendo; en cambio, cuando siento que en aras de cumplir mis objetivos estoy anulando algunas de mis cualidades positivas, es cuando soy infeliz por culpa de la disciplina. Debo ser feliz en la realidad material de Maljut a través de la organización que he decidido imponerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s