Kabbalah: energía de la semana

26 de septiembre: Los puntos clave

De acuerdo a la Kabbalah, este mes de virgo nos brinda la oportunidad de hacer una limpieza, de empezar el año como una hoja en blanco. La luna nueva de Libra ( el Año Nuevo cabalístico) está a tan sólo unos días.

Para poder prepararnos para recibir este regalo, necesitamos ver hacia atrás, analizar nuestro pasado detenidamente y reconocer los momentos en los que actuamos en desacuerdo con nuestro espíritu. Estos momentos son cuando fuimos reactivos. La reactividad es nuestra esencia. Fuimos hechos para ser receptores. Esta reactividad se da cuando solo pensamos en nosotros mismos. Existen varios sentimientos reactivos: miedo, preocupación, egoísmo, ausencia, enojo, orgullo y ego. Está en nuestra esencia querer cosas en la vida, pero debemos mirar más allá, debemos desear más que solo esas pequeñas cosas. Necesitamos desear más Luz, más conexión, más paz y mucho más de todo. Son los deseos pequeños los que causan problemas en nuestra vida.

Afortunadamente tenemos este mes de Virgo para ayudarnos a transformar esto. A este proceso de cavar profundamente, reconociendo nuestros momentos reactivos, de darnos cuenta de que necesitamos cambiar y visualizarnos a nosotros mismos actuando diferente en el futuro se le llama Teshuvah.

Entre más nos comprometemos con este proceso, seremos más capaces de conectar con la Luz del Creador.

La transformación en seres que dan, en lugar de seres que reciben, nos permite crear una vasija para manejar y revelar todas las bendiciones del Creador para este nuevo año.

Hoy, con la alineación de Mercurio y Plutón recibimos una última oportunidad antes de que termine el año, aún podemos buscar en nuestro pasado. Es momento de enfrentar nuestras verdades más profundas y nuestros secretos más oscuros.

¡Utiliza esta energía hoy! Mira todo aquello que generalmente te cuesta admitir: esos son los puntos clave. Esas áreas de tu vida que te cuestan trabajo son aquellas por las qué hay que comenzar. Pero no tengas miedo, no tienes que hacer el trabajo tú solo. Tan pronto como admitas y veas lo que necesitas cambiar, la Luz vendrá a remover toda esa oscuridad. Hoy tenemos este equipo con el Creador para ayudarnos a cambiar. Tus peores fallas pueden ser tus mejores regalos. Y es aquí donde está la recompensa del trabajo espiritual. ¡Feliz día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s