Curación

El concepto de enfermedad se extiende más allá del mal que aflige al cuerpo. Esto incluye la “pobre salud” de un negocio, una “dolencia” en una relación y la “enfermedad” emocional como la ansiedad y la depresión. Con la herramienta correcta podemos sanar todas las formas de enfermedad.

Hay dos formas de activar completamente el poder de curación:

1. Pensar en los demás. Meditemos en las personas que también necesitan curación. Cuando la energía de curación pasa a través de nosotros para asistir a los demás, automáticamente recibimos los beneficios nosotros mismos. Mientras más compartimos, más recibimos.

2. Ser responsables. Denemos dejar la mentalidad de víctimas. Debemos entender que fue algo que hicimos, en esta vida o en una vida pasada, lo que trajo la enfermedad. Causas inmediatas como la comida que comemos o nuestra conformación genética, son simples armas que nos infligen la enfermedad. Esas no son causas, sino los efectos.

Culpar a alguien o a algo nos absuelve de la responsabilidad personal. Pero si aceptamos nuestra responsabilidad al 100%, entonces y sólo entonces, las herramientas de los 72 Nombres de Dios despiertan la Luz del Creador para que podamos ser curados.

Meditación

El poder de este Nombre nos trae la energía de curación al nivel más profundo de nuestro ser, por que aceptamos la responsabilidad por nuestro estado y condición actual, y nos concentramos en otros que también necesitan curación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s