Tener una visión del propósito de nuestra alma

El comienzo del mes, el Rosh Jódesh o la Luna Nueva, es un momento muy importante porque cualquier conciencia que tengamos en esas primeras 24 horas es lo que manifestaremos a lo largo del mes. Por lo tanto, es importante que cuando comencemos cada mes, entendamos lo que está disponible para nosotros a fin de que podamos despertar esa conciencia. En este sentido, al entrar en el mes de Cáncer o Tamuz, nos interesa conocer los regalos que tenemos a nuestra disposición para saber dónde concentrarnos.

“¿Por qué estoy aquí?”

En El libro de la formación, una de las obras kabbalísticas más antiguas, escrita por Avraham el Patriarca, se habla sobre las diferentes energías de cada uno de los doce meses, y explica que lo que es único sobre el mes de Cáncer es que los ojos, la capacidad de la visión, fueron creados en este mes. Obviamente, cuando habla de la visión no solo se refiere a la habilidad de ver físicamente; hay algo más profundo e importante detrás de esta enseñanza. Por ende, me gustaría compartir una idea acerca de la visión espiritual y cómo podemos ver nuestra vida de forma diferente con relación a nuestra situación actual.

La idea se relaciona con la historia de la Torá de la porción de Shlaj Lejá y los doce espías. Cuando los israelitas salieron de Egipto, llegaron a la frontera de lo que se conocía como la Tierra de Israel, y enviaron a doce espías para que regresaran con un informe sobre la tierra. Diez de los doce espías volvieron después de cuarenta días y decían cosas terribles: la gente que allí habitaba eran gigantes, mucho más fuertes que los israelitas, y que nunca dejarían que los israelitas vivieran en paz ahí. Por lo tanto, según lo que ellos dijeron, no era buena idea en absoluto entrar en esa tierra. Y como muchos sabemos, la mayoría de los israelitas les creyeron a los espías que decían cosas malas y decidieron no entrar. Nadie de esa generación llegó a pisar la Tierra de Israel.

Entonces, quiero enfocarme en una pregunta que hacen los kabbalistas. Los espías fueron enviados por Moshé para que regresaran con un informe, y lo que ellos dijeron cuando regresaron fue la pura verdad; había gigantes y era imposible vencerlos. La gente que vivía allí en la tierra no permitiría que este gran grupo de personas entrara y viviera en paz. Así que, ¿cuál era el propósito de enviar a los espías si Moshé sabía que su único informe veraz sería que la tarea era imposible?

“¿Cuál era el propósito de enviar a los espías?”

La respuesta que dan los kabbalistas no es solo acerca de esa historia, sino más importante aún, acerca de nuestra vida. Cada uno de nosotros viene a este mundo a lograr ciertas cosas y a influir a un cierto número de personas. Quizá solo sea a nuestra familia, quizá sea a nuestro grupo de amigos, o tal vez incluso a un grupo más amplio que ese; pero cada uno tiene una tarea específica por la cual su alma vino a este mundo, una tarea que no puede realizar ninguna otra persona. ¿Cómo llegamos a tener la visión de lo que es esa tarea, el propósito de nuestra alma? ¿Cómo sabemos si estamos marchando en la dirección correcta?

Los kabbalistas nos dicen que si aquello que entendemos como el propósito de nuestra alma en este mundo nos parece posible, si creemos que tenemos la sabiduría, los medios y la capacidad para alcanzarlo, entonces ese no es nuestro propósito. Porque el propósito por el cual vinimos a este mundo, si lo vemos desde nuestra situación actual, debería parecernos imposible de lograr. Si creemos que entendemos por qué estamos aquí y creemos que podemos ver cómo llevarlo a cabo, estamos equivocados. Tener una visión verdadera de nuestro propósito significará que nos preguntemos: “¿Cómo es posible que logre eso? Aunque sienta que es mi propósito, no veo cómo tendría la capacidad para hacerlo”. Si hacemos esas preguntas, entonces estamos en el camino correcto, porque lo que necesitamos a fin de alcanzar el propósito por el cual vinimos a este mundo es mucho más que nuestras habilidades actuales.

Para retomar el relato de los espías, hicimos la pregunta: ¿por qué Moshé enviaría a los espías para que regresaran con un informe que él sabía que sería abrumador? Porque él quería decirles a los israelitas y a nosotros: “Observa tu vida, mira tu propósito, y pregúntate constantemente: ‘¿Por qué estoy aquí?’”. Y si tenemos una visión de ello y creemos que es factible y no es abrumador, entonces no estamos yendo en la dirección correcta; cualquiera que sea nuestro propósito, será innatamente abrumador, y es por ello que los espías tenían que regresar a los israelitas y decirles: “Esta es una idea maravillosa. Quizá sea la razón por la que estamos en este mundo, pero es imposible lograrla”. Porque si lo hubiesen intentado, habrían profundizado más en su interior y en su conexión con la Luz del Creador, y habrían podido descubrir nuevas fortalezas, capacidades y sabiduría. Sin embargo, los espías dijeron que era abrumador y ellos, por consiguiente, se rindieron. Ese fue el error; el siguiente pensamiento debió ser sobre por qué estaban en este mundo y después encontrar la fortaleza, la conexión y la sabiduría para alcanzarlo.

Una de las maneras de saber si algo es realmente nuestro propósito es pensar en aquello que creamos que es, y preguntarnos si es abrumador. Si parece que es algo que no tenemos todas las capacidades para lograrlo, entonces probablemente tengamos razón en que ese sea nuestro propósito. Pero si lo observamos y decimos: “Para esto estoy aquí. Desde luego, me llevará tiempo, pero lo lograré”, entonces no estamos viendo la visión total del propósito de nuestra alma. Es una visión que verdaderamente nos conviene tener y que podemos obtener durante este mes de Cáncer. Nos interesa poder vivir cada día de nuestra vida sabiendo, al menos, que estamos yendo en la dirección correcta para cumplir el propósito de nuestra alma en este mundo, un propósito que es particular para nosotros. Y tener una visión de ese propósito, si lo pedimos, es el regalo que podemos recibir en el mes de Cáncer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s