Tai Chi: El movimiento de la vida

Toda nuestra vida es movimiento. Todo lo que tiene vida (incluyendo a las plantas) tiene movimiento. Nada de lo inmóvil vive, incluso el agua: está viva mientras tenga movimiento, en cuanto se estanca se pudre y se muere.

Este mismo principio podemos aplicarlo a nuestro cuerpo: para estar verdaderamente vivos no debemos estar inmóviles ni estancados.

Cuando no movemos o dejamos de utilizar alguna parte de nuestro cuerpo, esta se deteriora y nos provoca un desequilibrio.

La filosofía china propone la existencia de dos fuerzas en movimiento, que son a la vez opuestas y complementarias (podemos verlo en la naturaleza: el día y la noche, el frío y el calor, etc). Una de las fuerzas no puede prescindir de la otra, y tampoco puede dominar una sobre la otra. El hombre debe estar en equilibrio entre estas dos fuerzas: ese es el objetivo del Tai Chi.

El Tai Chi facilita la circulación de la energía y permite el equilibrio de estas dos fuerzas en nuestro cuerpo para ayudarnos a encontrar nuestra armonía.

¿Te gustaría intentarlo? Te invitamos a nuestras clases de Tai Chi. Tenemos cursos presenciales y online. ¡Anímate y verás un gran cambio en tu vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s