Iniciativa

No nos confundamos

Con la realidad caleidoscópica.

Usando sabiduría y coraje al actuar, No sumemos a la confusión. El mundo es una tormenta de una miríada de realidades, pero no podemos permitirnos ser arrastrados al vórtice. Hacerlo es estar perdidos y perder el verdadero centro, donde vendrá todo entendimiento. Debemos actuar, pero de la forma correcta. La acción debe ser guiada tanto por el intelecto como la experiencia. Aprendemos de maestros, de los mayores y de los demás. Pero también debemos poner a prueba en el mundo lo que hemos aprendido. No es suficiente simplemente meditar, y no es suficiente sólo tener un conocimiento teórico. Necesitamos ambos para ser sabios. Sólo cuando se combinan la sabiduría, el coraje, la oportunidad y la perseverancia uno puede tener bases sólidas para la iniciativa. La acción debe ser completa. Debe ser limpia; no puede dejar malas ramificaciones o rastros persistentes. Un acto que deja en su estela destrucción, resentimiento, o desorden es un acto pobre. Entonces la iniciativa es insuficiente y la paz no ha sido lograda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s