Omer: día 8

Jésed de Guevurá

Amor en Disciplina

El motivo y la intención subyacentes a la disciplina es el amor. ¿Por qué medimos nuestro comportamiento, establecemos parámetros, y esperamos que la gente viva de acuerdo a ellos? Sólo a causa del amor. Incluso el juzgamiento del culpable es una expresión de amor. En otras palabras, castigo no es venganza, es apenas otra manera de expresar amor limpiando todo lo que es antítesis del amor. Nunca debe confundirse tolerancia hacia la gente con tolerancia a su conducta. Por el contrario: el amor por la gente incluye querer que sean lo mejor que pueden ser y por lo tanto ayudarle a percatarse de cualquier actitud inferior a una conducta perfecta. Jésed de Guevurá es el amor en la disciplina, la conciencia del amor intrínseco que se encuentra detrás de la disciplina y el juicio. Es el reconocimiento de que tu disciplina personal y la disciplina que esperas de los demás es sólo una expresión de amor. Es la comprensión de que no tenemos derecho a juzgar a los demás, sólo tenemos derecho a amarlos y eso incluye querer que sean lo mejor que puedan ser. Pregúntate a ti mismo: *Cuando juzgo y critico a alguien, ¿está ello de alguna manera teñido por mi propio desdén e irritación? *¿Siento alguna satisfacción oculta en el fracaso del otro? ¿Es sólo por amor al otro?

EJERCICIO DEL DÍA: Antes de criticar hoy a alguien, piénsalo dos veces: ¿lo hago por preocupación y amor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s